lunes, 9 de septiembre de 2013

Universo



Mucho tiempo después de conocer otros planetas, otros seres (tan extraños, tan increíbles, tan misteriosos), después de ser un rey y un esclavo, ser solo un microorganismo, conocer miles de millones de estrellas, después que esa hambre de conocimiento desapareció, regrese a mi planeta natal.
Lo hice para contemplar una y otra vez tu rostro, tu silueta, en ese último segundo en que nos vimos, en el pasado, en el presente, en el futuro. Seguiré así durante toda la eternidad, que será ese segundo último de tu existencia.

Fernando Betanco

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada